feeds rss
Cultura     Martes, 25 de Marzo de 2008

Torrevieja Celebra El Lunes De Mona Y Campo En La Pinada De Guardamar

Tal y como dicta la tradición tras el Domingo de Resurrección los torrevejenses buscan descanso y acomodo en la emblemática pinada de Guardamar del Segura, donde acuden para disfrutar de las bondades de la naturaleza, lejos del ruido y con la única compañia de mesas y sillas plegables, amacas y fiambreras repletas de esos guisos y manjares típicos de la cocina tradicional torrevejense. La tertulia, y el entrenimiento están más que asegurados en esta pequeña escapada que tiene nombre, fecha y lugar de destino en la tradición semana santera torrevejense: Lunes de mona y campo en la pinada de Guardamar.

Es el complemento indispensable a la intensa actividad desplegada por los torrevejenses durante la Semana Santa ya finalizada.

El lunes de mona y campo en la pinada de Guardamar del Segura es una tradición compartida por cientos de familias torrevejenses que acuden a este bello y tranquilo lugar para disfrutar de las bondades del campo mientras charlan con los amigos, según nos cuentan, prácticamente de todo lo ocurrido en la ciudad salinera durante el año.

Por supuesto que en esta cita tan peculiar con la naturaleza no pueden faltar accesorios tan singulares como sillas y mesas plegables, hamacas, toldos y tiendas de campaña además de toda clase de juegos y como no, las fiambreras, portadoras de las delicias gastronómicas que fundamentan la cocina tradicional torrevejense.

La llegada a la pinada de Guardamar es fluída y constante desde primeras horas de la mañana . Las familias van ocupando su espacio y lo delimitan con toldos, plásticos y cenadores coloristas. Se trata de crear zonas de sombra y de resguardo contra el viento o las molestas corrientes de aire, al tiempo que se procura una parcelita de intimidad para soñar, en compañía, entre la arena y el cielo.

Las sencillas mesas, aunque plegables, soportan la presencia de auténticos manjares que van desde la clásica tortilla de patata o el sabroso conejo con tomate, hasta las delicatessen torrevejenses como la "bacoreta en chasca", ese "pescao salao" que degustan, en su justa medida, los genuinos paladares torrevejenses.

No pueden faltar ni los deportes ni los juegos infantiles. Además, en esta cita con la naturaleza se pueden improvisr tanto campos de fútbol como de baloncesto, además de parques infantiles donde los pequeños disfrutan de sus juguetes bajo la sombra amigable de los pinos.

Las partidas de cartas, de chinchón, tute o brisca son disputadas con atención y aunque solo se apuestan unos céntimos ello no desmerece la minuciosidad con que se preparan y meditan las jugadas.

El lunes de mona y campo finaliza con la degustación de la típica Mona de Pàscua, con chocolate elaborado por manos expertas que aplican recetas inconfesables. Llegada la tarde noche el improvisado campamento donde han reinado la tranquilidad, la animada tertulia y los juegos, vuelve a ser desmontado.

Las fiambreras están vacías, aunque eso sí, el ánimo renovado por haber disfrutado de una jornada idílica en contacto con la naturaleza y en compañía de los seres queridos.

El lunes de mona y campo en la pinada de Guardamar ha servido para desconectar con la intensa actividad "semanasantera" torrevejense y también para continuar una tradición genuínamente torrevejense.



torreviejaip.tv (C) 2017 Televisión Costablanca, S.L. Todos los derechos reservados - Contacta con Nosotros - Aviso Legal