feeds rss
Sociedad     Martes, 8 de Julio de 2008

Usp Hospital San Jaime Alerta Sobre Las Consecuencias De Un Golpe De Calor

Y si ayer les hablábamos de las recomendaciones de la Conselleria de Bienestar Social de la Generalitat Valenciana para evitar la deshidratación y afrontar mejor las altas temperaturas, hoy USP Hospital San Jaime nos alerta sobre la gravedad de poder sufrir un golpe de calor. En la siguiente información les damos puntual cuenta de cuales son estos síntomas, que en caso de padecerlos, deben ser inmediatamente atendidos por profesionales médicos.

El incremento de las temperaturas puede favorecer una patología denominada “golpe de calor”. Se trata de un fracaso multiorgánico producido por una elevación extrema de la temperatura corporal como consecuencia del fallo de la termorregulación. Su diagnóstico es puramente clínico y, en la mayoría de los casos el comienzo del golpe de calor es súbito.

En algunos enfermos se pueden dar síntomas relacionados con los mareos, cefalea, calambres musculares o debilidad, entre otros, que aparecen horas o minutos antes de la disminución del estado de conciencia. La temperatura corporal suele superar los 38,5° C, siendo el fracaso de los mecanismos de sudación clave para diferenciar esta enfermedad. Otra de las consecuencias de dicha enfermedad es la disfunción del Sistema Nervioso Central, presentando la alteración del estado de la conciencia, e incluso, si no se trata a tiempo, puede afectar al hígado, caracterizándose por la aparición de ictericia incluso a los tres días después de que el enfermo haya ingresado en un hospital.

Cabe destacar que el golpe de calor es una emergencia médica, cuya mortalidad está en relación con la duración de la hipertermia. En primer lugar se deben de llevar a cabo medidas físicas de enfriamiento en todos los enfermos con fiebre elevada y alteración del estado de conciencia, realizar un soporte cardiopulmonar y control del sodio y el potasio y tratar las complicaciones orgánicas que puedan surgir del golpe de calor.

Existen dos tipos de golpe de calor: el clásico o pasivo, propio de personas de edad avanzada caracterizado por una ganancia de calor tras la exposición corporal a ambientes calurosos y húmedos, presentándose en forma de epidemia a partir del cuatro día de iniciada la ola de calor. El segundo tipo es el llamado activo o por ejercicio, propio de jóvenes no entrenados para la actividad física intensa, y puede darse con temperaturas ambientales no muy altas, aunque la elevada favorece su desarrollo. Cabe destacar que este último tiene mejor pronóstico que el primero.

Lo mejor para evitar el golpe de calor es prevenir su aparición. La mejores medidas, según los especialistas médicos, son las de evitar el calor y no salir a la calle en las horas donde más fuerte es la incidencia del sol, un enfriamiento del ambiente, adecuada hidratación –especialmente en personas debilitadas, incapacitadas o con tratamiento diurético-, y evitar prendas de ropa que dificulten la transpiración.



torreviejaip.tv (C) 2017 Televisión Costablanca, S.L. Todos los derechos reservados - Contacta con Nosotros - Aviso Legal