feeds rss
Sociedad     Martes, 29 de Diciembre de 2009

La Cena De Nochevieja Acusa La Crisis Y Se Comparte En Casa

Tras las comidas y cenas de Nochebuena y Navidad el apetito parece saciado y los alimentos se amontonan en la nevera para ser aprovechados mediante las más diversas composiciones, entre las que los canelones y las pelotas hacen furor. Sin embargo la cena de Nochevieja presenta un atractivo especial y ha de ser disfrutada bien en familia, bien con los amigos en un restaurante. Este año la crisis hace furor y los menús con cotillón de Nochevieja no bajan de los 100 euros por persona. La Nochevieja en familia es una opción que no debemos de descartar, ya que la abundancia y variedad de alimentos esta asegurada en la casa familiar, por aquello de " donde caben dos , caben tres y si caben tres, tú también".Tomen nota.

La última cena del año, la cena de Nochevieja, tiene un encanto especial, de lujo y exquisitez casi oriental en todos los hogares. Las más selectas viandas se dan cita sobre los manteles con entradas a base de Foie con gran variedad de mermelados, ahumados, ibéricos, anchoas, caviar o cangrejo ruso, todo ello regado con vino dulce.

En animada charla se van sucediendo los manjares y pasamos a un primer plato con fundamento marino, donde destacan la gamba roja, la cigala, los mejillones o los calamares rebozados para los más pequeños, sin olvidar las típicas almejas a la marinera.

El segundo plato aparecerá entre el bullicio general ,desplegando el aroma inconfundible de una tiernísima pierna de cordero asada o una recia y sabrosa tajada de carne a la piedra ,con su correspondiente ensalada. Los vinos de Jumilla se presentan como anfitriones de calidad para acompañar a tan suculentos platos.

La cena adquiere el punto culminante con los postres, donde la linea de turrones, marrón glasé y pastas, potencian su sabor con cava o champán.

Las frutas variadas y las cestas de nueces, castañas y bellotas forman parte, junto a las uvas ,del ritual de la última de las noches del año. Nadie perderá de vista sus 12 uvas de la suerte, que serán comidas a una velocidad sincronizada por todos los comensales, es decir una uva por segundo, llegada la medianoche.

La cena en familia incluye la invitación a amigos para compartir tan emblemática velada que supone el cambio de año con deseos de paz, amor, prosperidad , alegría y buen humor en general.

Tras la cena se impone el ritual del cotillón. No puede faltar la bolsa con los complementos indispensables para amenizar la fiesta: serpentina, mata suegras y artefactos variados para que la celebración sea especial.

La última cena del año supondrá un desembolso económico de 100 euros por persona si decide disfrutarla en el restaurante o en la sala de fiestas. En casa será más económica y la fiesta más intensa. De todas formas, por si sirve de consuelo, en el año de la crisis hasta las rosas tienen una segunda utilidad, llegadas estas fiestas.



torreviejaip.tv (C) 2018 Televisión Costablanca, S.L. Todos los derechos reservados - Contacta con Nosotros - Aviso Legal